Vinculan por delito de feminicidio a cónyuge de mujer embarazada muerta


Al penal de San Miguel fue enviado el presunto feminicida de Nayeli N, de 26 años de edad, la joven que con ocho meses de embarazo el pasado jueves fue asfixiada sobre las vías del tren en la unidad habitacional La Ciénega. Este domingo en audiencia, una jueza de control resolvió vincular a proceso al acusado del delito de feminicidio.

Este 10 de noviembre, Hugo Antonio N, fue llevado al Centro de Justicia Penal de Puebla donde se llevó a cabo la audiencia inicial para establecer si fue legal o no la detención del imputado.

Después de escuchar a las partes intervinientes, la togada encontró suficientes elementos para establecer que el arresto de Hugo Antonio se hizo conforme a derecho.

Aunque el acusado tenía derecho de solicitar la duplicidad del término constitucional para que fuera otro día y en otra audiencia en la que se determinara si quedaría o no sujeto a investigación, el detenido renunció a esa posibilidad solicitando que fuera en ese instante cuando se resolviera su situación jurídica.

Tras los datos de prueba ofrecidos por el agente del Ministerio Público, la jueza de control dictó auto de vinculación a proceso en contra del presunto feminicida, a quien concedió tres meses de investigación complementaria pero además, impuso la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa. Por lo anterior, Hugo Antonio fue llevado al Centro de Reinserción Social (Cereso) donde permanecerá hasta que se defina si es o no culpable de los cargos que se le imputan.

Cabe recordar que el pasado miércoles, antes de la medianoche, Hugo Antonio N, llamó al 911 para solicitar ayuda, manifestando que al transitar por las vías del tren entre la estación 18 de Noviembre y La Rosa, de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA) Línea 1, sujetos desconocidos lo habían asaltado a él y a su esposa, a la cual incluso se habían llevado.

Tras el reporte del varón, policías municipales y técnicos en urgencias médicas se dirigieron al sitio, donde encontraron que el esposo de la mujer se encontraba en estado de ebriedad, incluso al solicitarle sus datos, echó a correr, siendo alcanzado y detenido por la policía.

Por su parte, los paramédicos del Sistema de Urgencias Médicas Avanzadas (SUMA) revisaron los signos vitales de la víctima, indicando que la joven con ocho meses de embarazo había dejado de respirar.

Ante la situación, el cónyuge de la mujer fue asegurado y puesto a disposición de las autoridades correspondientes, mientras que policías municipales acordonaron el sitio hasta la llegada de los agentes estatales de investigación, quienes encabezaron las diligencias del levantamiento del cuerpo dando inicio a una carpeta de investigación por el feminicidio de la joven.





Fuente de la Nota

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*