Un viaje sublime | TURISTEANDO CON EL BARÓN ROJO


Hola, amigos leyentes de esta sección, espero que estén listos para otro pequeño recorrido por nuestra hermosa entidad poblana, claro, acompañados de un rico cafecito para este día en que charlaremos sobre un espacio muy admirado: el famosísimo “Barrio del Artista”.

Esto viene a colación porque, debido a esta situación por la que estamos pasando todos, mi esposa y su servidor nos avocamos a recorrer estas calles que hoy lucen solitarias, despertando aires de nostalgia y tranquilidad, entre otros sentimientos, pero siempre con la esperanza de que muy pronto estas calles volverán a tener la vida económica y turística a la que estamos acostumbrados. Pero volvamos a la parte bonita y alegre de esta nota.

Puebla es una ciudad que se caracteriza por llamar a un conjunto de cuadras como “barrios” pero ¿qué se supone que es un barrio? Bueno, según el diccionario es lo siguiente: “parte de una población de extensión relativamente grande, que contiene un agrupamiento social espontáneo y que tiene un carácter peculiar, físico, social, económico o étnico por el que se identifica toda su población”.

En este caso el barrio al que nos referimos no es más que una sola calle y una sola plaza pública, ¿y por qué se origino de esta manera? Pues bien, según cuenta la historia corrían los años 40 en nuestra ciudad cuando dos profesores de dibujo y artes de nombres José y Ángel Márquez Figueroa, de la antigua academia de Bellas Artes (hoy Instituto de Artes Visuales), toman la iniciativa de ir a esa parte de la ciudad a impartir su clase al aire libre con un grupo de estudiantes.

Al estar ahí les surge la idea de tener un lugar fijo donde poder trabajar y exponer sus obras; en esa calle ya existían las actuales accesorias, sobre la 8 Norte, que fueron parte de lo que se conoció como el mercado de “el baratillo”; tiempo atrás en la época de la colonia se le llamaba el “Parián” porque era parada obligada de carretas de carga con mercancía procedente de Veracruz, Oaxaca y lugares circundantes. Este mercado desapareció a principios del siglo XIX con la llegada del ferrocarril, quedando las accesorias en el abandono.

Acto seguido, este grupo de alumnos y su profesor concertaron una cita con el alcalde Juan Manuel Treviño y el gobernador Gonzalo Bautista Castillo, quienes ceden este espacio para fundar la Unión de Artes Plásticas de Puebla, siendo su primer presidente el profesor Faustino Salazar García, teniendo su primera exposición el 5 de mayo de 1941.

El Barrio del Artista cuenta con un total de 45 estudios, donde los visitantes desde que arriban pueden observar de primera mano cómo el artista plasma colores y formas sobre sus óleos, descubriendo así una nueva obra. Además, cuenta con la exhibición permanente de grandes esculturas y también la sala de exposiciones “José Luis Rodríguez Alconedo”, localizada en el segundo piso de la Plazuela del Torno, donde podemos visitar excelentes muestras de obras de arte, tanto de los artistas locales, como colecciones particulares, las cuales son cambiadas regularmente cada 15 días.

Asimismo cuenta en su plaza principal con una verdadera pieza de la historia de nuestra ciudad: la “Fuente de los Juanitos”, una bella pieza que data de finales del siglo XVIII. Esta fuente tiene su historia, pues originalmente fue instalada al centro del patio del hospital de San Juan de dios, inmueble que con el tiempo se convertiría en la cárcel preventiva; la fuente se retira y se instala en la acera del mercado de El Alto, en la 14 oriente, sitio donde permaneció hasta los años sesenta. Cuando se remodela el Barrio del Artista se le construye su segundo piso, dando origen a la sala de exposiciones José Luis Rodríguez Alconedo, y es entonces cuando se instala esta histórica fuente.

Así es querido lector, esta no fue más que una pequeñísima reseña histórica de uno de los barrios turísticos más bellos de nuestra ciudad. Cuando cambie esta situación te invito a que en compañía de toda tu familia recorras este, que para mí es el barrio más pequeño de nuestra ciudad.

Soy Jorge Eduardo Zamora Martínez, el Barón Rojo. Nos leemos la próxima semana.

  • WhatsApp: 22 14 15 85 38
  • Facebook: Eduardo Zamora Martínez



Fuente De La Nota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *