Sin acuerdo sale exoperador morenovallista tras reunión con policías estatales

[ad_1]

Sólo hay un 14 por ciento de incremento salarial y en un mes habría otra negociación; es lo que ofreció Ardelio Vargas Fosado, en representación del Gobierno del Estado a los uniformados estatales que se encuentran en paro laboral.

Después de dos horas de diálogo, Ardelio Vargas salió de las oficinas policíacas y sólo mencionó que regresará en dos horas, tiempo que le dieron los uniformados para volver con una contrapropuesta ante el rechazo total al 14 por ciento del incremento salarial.

Así, los uniformados permanecerán a la espera en el patio central de sus instalaciones para ver si existe una contrapuesta que satisfaga sus demandas; puntualizaron que su meta es lograr algo mayor e incluso hasta la homologación salarial con los policías de la ciudad de Puebla.

Fue alrededor de las 1:30 horas que hasta la Dirección General de la Policía Estatal, llegó Ardelio Vargas Fosado, asesor en seguridad pública del Gobierno del Estado, quien entabló un diálogo con la comisión de los los uniformados que desde el martes se encuentran en paro laboral como reclamo para un incremento salarial.

El exsecretario de seguridad pública en el mandato del Rafael Moreno Valle, fue recibido por un integrante de dicha comisión y en una oficina formalizarán la mesa de diálogo para tratar de destrabar la situación que prevalece debido al rechazo de un incremento al salario de 14 % autorizado por el gobierno local al considerarlo lejos de las promesas de campaña del actual mandatario estatal.

De esta visita inesperada, dependerá si ya hay o no una solución a esta problemática.

Desde esta esta mañana más de un centenar de uniformados aguardaban para continuar con el plan de acción en torno a su protesta, así se dieron cita en el patio central de la dirección general policial.

“LOS NECESITAMOS TRABAJANDO”: BARBOSA A POLICÍAS

Por su parte el gobernador Miguel Barbosa Huerta llamó a los policías que se mantienen en paro a dialogar para resolver su reclamo y que se reintegren a sus actividades, pues ante el trabajo que realizan, se requiere que regresen a laborar.

Durante su videoconferencia de prensa, el mandatario señaló que el miércoles, después de analizar la viabilidad administrativa y financiera, se llegó a un acuerdo con integrantes de todos los segmentos de la Policía Estatal, que tiene 7 mil integrantes, y desde el 1 de junio obtendrán un aumento salarial del 14 por ciento.

“Estamos actuando de buena fe y yo les pido a los policías inconformes que también actúen de buena fe, su actividad es muy sensible, su actividad es muy importante, los necesitamos trabajando por la seguridad pública del estado. Y bueno, quien esté inconforme con esto, pues que también lo diga y lo platicamos”, expuso.

Aseguró que no tiene problemas con que los trabajadores expresen sus inconformidades, pero es necesario establecer el diálogo y para ello, ese grupo de policías no debe dejar utilizarse por agentes externos a su corporación.

Desde el martes, un grupo de policías estatales realizan manifestaciones y se encuentran en paro de labores ante la solicitud de un incremento salarial, que no tienen desde hace más de ocho años y que tampoco se había concretado en la actual administración. Los inconformes, no participaron en las negociaciones para otorgar el 14 por ciento de aumento que anunció el gobierno estatal.

Ayer en medio de señalamientos de intromisión, manifestaciones y desacuerdo de un grupo de policías que no participaron en las negociaciones, el gobierno del estado aplicará desde el 1 de junio un incremento salarial del 14 por ciento para 7 mil 94 trabajadores operativos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Sin embargo este aumento fue rechazado por los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y es que señalaron que no alcanza a homologar lo que percibe un policía estatal raso en comparación con uno del municipio de Puebla, cuyo porcentaje es aún 57 por ciento mayor; incluso el ofrecimiento de las autoridades estatales es 24.5 por ciento menor a la actualización del salario mínimo que se tuvo de 2018 a la fecha, cuyo acumulado es de 39.4 por ciento.

En el ejercicio se tiene que si los policías estatales aceptaran dicho incremento, el beneficio económico sería apenas de entre mil 4 y mil 59 pesos mensuales en promedio desde un policía raso hasta un oficial.

[ad_2]

Fuente De La Nota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *