Se termina venta de huachicol en Central de Abasto de Huixcolotla

La venta de gasolina de procedencia ilegal en la Central de Abasto de Huixcolotla se convirtió en un mito en Puebla del que ya nadie quiere hablar. Ahora, en el lugar donde se exhibían las garrafas de combustible robado de los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) se ofertan gorras, cinturones y comida típica.

En un recorrido El Sol de Puebla constató que el negocio que tenía auge en 2017 de los huachicoleros –como fueron denominados– ya se terminó y que se ha reforzado la seguridad del municipio además de otros elementos de vigilancia privada.

Algunos comerciantes que fueron entrevistadas en el centro comercial también refirieron que la gasolina que compran “es únicamente de los establecimientos reconocidos” y rechazaron que locatarios estén involucrados en la venta ilícita, como ocurrió en años pasados.

Te recomendamos: Fracasa proyecto de Ciudad Modelo AUDI

Los locatarios, de manera anónima, también refirieron que se canceló la venta pública de este combustible desde los operativos conjuntos del gobierno federal con la entonces administración de José Antonio Gali Fayad en 2018.

“Tuvo que llegar el Ejercito para poner fin, eran operativos en que llegaban los policías estatales. Desde ahí todo está muy tranquilo. No todos los comerciantes estuvieron a favor porque ponían en riesgo a las familias, hay quienes vienen con sus hijos pequeños a vender o comprar, era un riesgo”, dijo una vendedora de tacos.

La música popular y los gritos de las ofertas de los vendedores amenizaban el pasado domingo uno de los centros de abasto de frutas y verduras más importante de la entidad.

Más noticias: Se enfrentan Federales y presuntos delincuentes en Huixcolotla

Por ser un día de gran venta, los camiones de carga generaron tráfico y dificultad de circulación entre los compradores que van en autos y grandes camionetas.

San Salvador Huixcolotla es parte de los municipios que integran el “Triángulo Rojo” y uno de los principales puntos de venta de gasolina ilegal a través de los conocidos “bidones” o “garrafas” en la vía pública. La venta era en la conocida “zona de las Torres” y en medio de los autos además de unidades de carga.

Actualmente, de vista, no se puede comprobar la venta del combustible ilegal. Anteriormente se daba la “gasolina roja y la tradicional” a precios que no superaban los 12 pesos el litro.

Leer más: [FOTOS] Ella es la Kim Kardashian mexicana que está impactando en redes

¿QUÉ HABÍA ANTES?

En 2017, este periódico documentó el negocio de gasolina que se ofertaba en las naves del centro de abasto y hasta la manera de despacharse a los clientes, en el que también participaban menores de edad.

A principios de dicho año, la comercialización estuvo entre cinco pesos, pero cuando se empezó a encarecer el líquido ya estaba hasta 16 pesos.

En este momento, la mayoría de los locatarios no quiere hablar del tema y rechazan esa realidad que llegan a señalar “como que un mito”, pero que fue documentado en la prensa local además de nacional.

Te puede interesar: Roban 35 vehículos cada día en Puebla

También puedes leer: “Huachigas” sustituye venta de la gasolina robada en municipios del Triángulo Rojo

Entérate: Agua de Sábila, para desintoxicar tu cuerpo y quemar grasa




Fuente de la Nota

In the news
Load More