Banco Central de Brasil, al rescate del vapuleado real


El banco central de Brasil intervino para apuntalar su debilitada moneda después de que cayó a otro mínimo histórico en su paridad con el dólar y consolidó su clasificación como la moneda de mercados emergentes con el peor desempeño este año.

El banco central vendió mil millones de dólares (mdd) en swaps de divisas el jueves mientras el país buscaba evitar una mayor depreciación en el real.

La intervención se produjo a raíz de una serie de mínimos récord en su paridad con el dólar para la moneda de Brasil, que registra una caída real de 6.9 por ciento en lo que va del año. Eso la convierte en la moneda con el peor desempeño entre las 24 principales monedas de los mercados emergentes clasificadas por Bloomberg.

Los analistas atribuyeron el deslizamiento en parte al recorte de la tasa de referencia del banco central a un mínimo histórico de 4.25 por ciento la semana pasada, a pesar de que indicó que retrasaría la flexibilización adicional hasta que se pudieran evaluar los efectos del estímulo actual. El banco central quedó atrapado en una situación similar en noviembre, cuando —después de una serie de recortes en las tasas de interés— tuvo que vender dólares para sostener la moneda.

Después de la intervención del jueves, la moneda se logró fortalecer casi 1 por ciento para alcanzar una paridad de 4.32 reales por dólar.

Según Dirk Willer, jefe de estrategia de mercados emergentes en Citigroup, la intervención del jueves contrasta fuertemente con la postura que adoptaron ciertos funcionarios del gobierno a principios de semana. El ministro de Economía, Paulo Guedes, dijo que no estaba preocupado por la debilidad del real, mientras que el jefe del banco central, Roberto Campos Neto, indicó que se sentía cómodo con la depreciación actual dado que venía acompañada con expectativas de inflación estables.

El mercado estaba “probando” a los funcionarios, explicó Felipe Camargo, economista para América Latina de Oxford Economics. “Tenía sentido que intervinieran”.

Aún así, debido a que el gobierno no señaló un programa integral para fortalecer el real frente al dólar, Willer aclaró que esta intervención “se siente como de única ocasión”, al menos por ahora.

Mientras las fluctuaciones del real no sean demasiado volátiles, la moneda más débil podría prestar apoyo a la economía de Brasil, que se debilitó en los últimos meses. “Lo mejor de todos los mundos para los responsables de la formulación de políticas es frenar la depreciación sin grandes movimientos”.

CLAVES

ALERTA

La intensificación del brote del coronavirus y las crecientes preocupaciones sobre el impacto en el crecimiento global hacen probable que el real se mantenga bajo presión.

DEBILIDAD

La mayoría de las monedas de América Latina se están debilitando, excepto la de México, indicó un especialista de Oxford Economics.

CONFIANZA

Los especialistas económicos estiman en que la formulación de políticas se siga frenando la depreciación sin grandes movimientos.



Fuente De La Nota

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*