La extraña desaparición de Judith: Eduardo N., quien se dedica a las peleas de gallos, es el principal sospechoso


– Foto: Especial

La joven de 28 años de edad y madre de una menor de 14 años y un bebé de año y medio desapareció el pasado jueves 8 de agosto, cuando fue con un amigo conocido como Lalo al campo de tiro. Sin embargo, de regreso, sobre la carretera a Tecali, desapareció. Su acompañante dijo que chocaron y se querían llevar a los dos pero él se salvó porque se quedó atorado con el cinturón de seguridad

Judith Abigail Jiménez Pulido desapareció el pasado jueves 8 de agosto. Sus familiares se manifestaron este día frente a Casa Aguayo para exigir al gobernador de Puebla que agilice las investigaciones pues la Fiscalía General del Estado ha mostrado poco interés en el caso a pesar de que la última persona con quien estuvo, identificado como Eduardo N., es el principal sospechoso.

VER: Desaparece Judith Abigail en Puebla ¡Ayúdanos a encontrarla!

En un inicio, se dijo que la joven de 28 años de edad había sido vista por última vez el domingo 11 de agosto en la ciudad de Puebla; sin embargo, su hermana Ivana Jiménez Pulido contó este día ante los medios de comunicación la versión de lo ocurrido.

El 8 de agosto, Judith fue con su amigo conocido como “Lalo” al Campo de Tiro. Sus familiares perdieron comunicación con ella cuando regresaba y nunca llegó a su casa. Quien sí apareció fue Eduardo N. y dijo que sobre la carretera a Tecali, justo en una curva a la altura del kilómetro 13, tuvieron un accidente automovilístico cuando viajaban en su camioneta pero que era conducida por Judith.

Eduardo fue trasladado a un hospital de la capital poblana y la versión que dio a la familia de la joven desaparecida es que una camioneta les hizo corte de circulación; entonces Judith perdió el control, chocaron contra un poste de luz y posteriormente se volcaron.

En ese momento, según narró, llegaron tres sujetos que le pegaron e intentaron sacarlo de la camioneta pero no pudieron porque se quedó atorado con el cinturón de seguridad, además de que se defendió. Lalo dijo que a quien sí se pudieron llevar fue a Judith y que él solo escuchó que gritaba “no me lleven” y ya no recuerda más.

Después de dar su versión, los familiares de Judith acudieron a la Fiscalía General del Estado para denunciar los hechos y, debido a que no creyeron lo relatado por Eduardo, lo señalaron como principal sospechoso. Ivana dijo que las autoridades les aseguraron que el hombre estaría bajo custodia pero no fue así; lo dieron de alta y desapareció, incluso dio de daba sus redes sociales.

La camioneta blanca sí fue encontrada y las hermanas y madre de Judith acudieron al corralón donde la tienen resguardada y pudieron constatar que solo tiene un leve golpe del lado del conductor pero no hay registro de que haya sufrido alguna volcadura. Ni en la camioneta ni en el lugar del accidente encontraron rastros de sangre o alguna pertenencia como bolso o zapatos de su hermana.

Esto le corresponde a las autoridades, ellos tienen que sacar las evidencias y ellas pueden hacerlo. Nosotros no, pero hemos ido a buscar indicios, algún zapato o algo y hasta el momento no se encontró ninguna pertenencia de ella ni en la camioneta ni en el lugar del accidente, ni en el camino”, lamentó la hermana de Judith.

La joven es madre soltera de una menor de 14 años de edad y un bebé de 1 años y medio. Sus hermanas aseguran que por el momento Judith no sostiene ninguna relación sentimental y tampoco suele desaparecerse por varios días sin avisar porque sabe que sus hijos dependen de ella.

Sobre Eduardo no hay mayor información, únicamente que se dedica a las peleas de gallos y varias personas lo conocen como “Lalo”. Tampoco fue posible proporcionar alguna fotografía de esta persona porque, al parecer, dio de baja sus redes sociales.

Su familia decidió protestar frente a Casa Aguayo porque acusaron que la Fiscalía General del Estado no ha querido levantar la denuncia correspondiente y por lo tanto, no se ha emitido alguna ficha oficial sobre su desaparición.

José de Jesús Vázquez García, director General de Delegaciones, salió a recibir a la familia de Judith y después de platicar con ellos, lamentó la situación y se comprometió a tomar cartas en el asunto.

Él (Eduardo) está en su casa muy campante, sin custodia y sin ningún cargo cuando yo, yo creo que él la tiene, él la entregó o sabe dónde está mi hermana porque la última persona con quien se vio, fue con él”, reprocharon las hermanas de Judith. 

 



Fuente De La Nota