Invade inseguridad a La Resurrección | Juntas Auxiliares

No sabe leer ni escribir, pero eso no le impide a Juana Pérez darse cuenta de los problemas que aquejan a la junta auxiliar de La Resurrección, que pertenece al municipio que cuenta con el 8.3 por ciento de su población en condición de analfabetismo. La seguridad es lo que se ha perdido, y también, los altos costos de los alimentos han afectado la forma de vivir de sus pobladores.

Antes era suficiente tener un pedazo de tierra para sembrar, se daba de todo: calabazas, frijoles, cebollas. Con eso la gente se alimentaba por lo menos un mes, ahora todo está caro y debe comprarse, también, porque la mancha urbana se ha extendido y eso acabó con la superficie cultivable.

Juana vive en el cerro del Marqués, a 20 minutos aproximadamente de la cabecera de la comunidad que cuenta con alrededor de 9 mil habitantes, de acuerdo con datos del INEGI de 2010. Esperaba a sus nietos salir de la Escuela Primaria Miguel Hidalgo y Costilla porque los niños ya no pueden estar solos en la calle.

Años antes era común que los menores salieran del colegio y regresaran solos a sus casas. Juana recuerda que, a su única hija, la misma que le dio ocho nietos, la dejaba sola en su vivienda en la tarde, mientras ella salía a la colonia Manuel Rivera Anaya a vender tortillas y tlacoyos, productos que aún elabora para sostenerse. Eso ya no puede hacerse.

Ella es oriunda de La Resurrección, sus padres vivieron ahí. Nació y tuvo a su familia en La Resurrección; sin embargo, en pocos años todo cambió, la inseguridad comenzó a “invadir” la comunidad y eso ha terminado con la tranquilidad de las personas.

Su hermano fue víctima de la inseguridad. El año pasado un grupo armado ingresó a su vivienda para robarle el dinero que tenía ahorrado para participar en una celebración religiosa. Ahí existe arraigo a las tradiciones, esta semana una procesión salió del templo católico, las personas llevaban una imagen en los hombros. El recurso financiero ahorrado se perdió.

Por el cerro del Marqués venden “huachicol”, es decir, gasolina robada. Ahí se ha suscitado un sinnúmero de asaltos y robos a mano armada. Alicia Alonso ha sido víctima de esos problemas dos veces en un año. La última fue hace unos días cuando un grupo de personas ingresó a su vivienda y se robó las pocas pertenecías que tenía.

Ella destacó que los que se dedican a robar no buscan artículos sino dinero, algo de valor para vender. No levantó una denuncia formal, dijo con un tono de decepción: “¿para qué? Si no se resuelve nada”. En la cabecera auxiliar es más tranquilo, comentó, porque los habitantes se han organizado y han detenido a quienes se dedican a cometer esos actos ilícitos.

Y mientras se desarrollan las campañas para elegir a un nuevo edil auxiliar, a través de bardas pintadas y lonas colocadas en la pared, también sobresalen aquellos mensajes que avisan a cualquiera que los vecinos están organizados “contra la delincuencia”, y eso los ha alejado un poco, por lo menos de las calles aledañas al centro de la comunidad, resaltó una vendedora de gorditas, Claudia “N”.

ADELANTADOS

De acuerdo con Claudia, que tiene un puesto de gorditas a un costado de la presidencia auxiliar, algunos candidatos comenzaron a hacer campaña desde el año pasado. Uno de ellos regaló flores de Nochebuena en diciembre y esperaba que, con la llegada de los Reyes Magos, todos, o por lo menos la mayoría de los que buscan la presidencia, dieran juguetes a los niños, pero eso no pasó.

De hecho, en esa junta auxiliar solamente dos candidatos son los que resaltan, uno de ellos, imita la famosa frase de hacer historia y su círculo tiene el mismo color del partido político que formó el ahora Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, aunque en el centro tiene un águila. Otro de color naranja también tiene una buena parte de bardas pintadas en la comunidad.

Los pobladores coinciden en que en esa junta auxiliar hay alrededor de 10 aspirantes que buscaban una candidatura, pero Claudia señaló que no saben quiénes son todos, y los conocidos son aquellos que han hecho campaña de forma adelantada y que resaltan en los anuncios de las bardas, aunque las campañas tendrían que haber iniciado una vez que se lograra el registro ante las autoridades municipales.




Fuente de la Nota

In the news
Load More