Hay 15 órdenes de aprehensión más contra miembros del GAREP; los obligan a firmar su renuncia

 

Además de la detención de los seis elementos del Grupo de Reacción y Atención Estratégica Policial (GAREP) de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) ―los cuales ya se encuentran vinculados a proceso por los delitos de abuso de autoridad, lesiones y robo agravado― se giraron quince órdenes de aprehensión más contra uniformados del mismo grupo.

VER: Sigue prófugo un policía del GAREP; a los otros 7 los mandan a prisión

Después de que a alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco ordenó la desintegración del GAREP  por supuestamente estar infestado de corrupción, todos los elementos de este grupo, incluyendo los que ya están en la cárcel, están siendo obligados a firmar su renuncia. A algunos de ellos les dijeron que si firmaban  podrían ser contratados nuevamente por la dependencia; de lo contrario, perderían definitivamente su trabajo.

Lo anterior fue revelado a PÁGINA NEGRA durante una entrevista con familiares de los seis policías del GAREP que se encuentran detenidos. Cabe aclarar que hay un séptimo elemento detenido y vinculado a proceso, identificado como Karla N; sin embargo, esta persona no estaba dentro del grupo especializado de la SSPTM.

Los entrevistados, quienes solicitaron la gracia del anonimato, explicaron que fue el pasado martes cuando un abogado se presentó en el penal de San Miguel para pedirle a los policías detenidos que firmaran su renuncia “o les iba a ir peor”. Solo dos de ellos no accedieron.

A los policías que según tienen orden de aprehensión los tienen agarrados de eso, les exigieron que firmaran su renuncia. A los otros les dijeron que si firmaban los iban a contratar nuevamente aunque no ya no iban a estar en el grupo porque ya desapareció”.

En la misma entrevista, los familiares de los policías comentaron que algunos de ellos ya querían salir del grupo, pues desde que llegó María de Lourdes Rosales al frente de la SSPTM, “el grupo siempre estuvo en la mira”; a diferencia de su anterior comandante, que sí los apoyaba y les informaba todo lo que ocurría.

Durante la audiencia inicial, varios compañeros de los policías detenidos estuvieron presentes en la sala, como muestra de solidaridad; sin embargo, para la segunda audiencia no se presentaron pues los encuartelaron.

Ellos habían quedado de ir, pero uno de ellos me habló en la noche y me dijo que estaban en turno y salían al otro día temprano pero que los iban a encuartelar, y sí fue así, porque nadie se presentó a esa audiencia.”

Algunos de los detenidos tienen menos de un año en la dependencia y escasos tres meses de haber ingresado al GAREP, ya que para pertenecer a dicho grupo se requerían una seria de pruebas más exigentes a las acostumbradas.

Sobre lo ocurrido la noche del 5 de diciembre, los policías del GAREP les explicaron a sus familiares que acudieron a La Ciénega ante una solicitud de apoyo. Si bien, al 911 no hay ninguna llamada por sujetos a bordo de un auto con reporte de robo, indicaron que fueron sus compañeros quienes, vía radio, les explicaron la situación.

Por radio les pidieron el apoyo porque había hombres a bordo de un auto con reporte de robo y se estaban poniendo pesados. Cuando llegaron, vieron que uno de ellos estaba jalando a su compañero y lo sometieron y lo subieron a la patrulla. Al ver esto, el otro se puso pesado y también lo subieron y se los llevaron para Rancho Colorado. Nunca los encañonaron y torturaron”.

Personas que denuncian a policías tienen antecedentes por robo y asalto, entre otros

José Luis N. y Jesús N., padre e hijo, quienes acusan a los policías del GAREP por abuso de autoridad, lesiones y robo, cuentan con antecedentes penales por robo, asalto a transeúntes, entre otros.

Así se lo dieron a conocer los abogados de los policías a familiares, quienes aseguraron “estas personas tienen problemas con la autoridad”.

Además, de acuerdo a información publicada por El Sol de Puebla, estás dos personas y sus familiares pertenecen a la banda de “Los Peques” y “Los Mugrosos”, quienes ya han sido denunciados en varias ocasiones por vecinos de La Ciénega; sin embargo, estás personas alardean tener contactos dentro de la Fiscalía General del Estado.

Antes de ser vinculados a proceso, los abogados de los policías se entrevistaron con las víctimas para poder llegar a un acuerdo. José Luis  y Jesús  pidieron 500 mil pesos en total, pero los familiares de las víctimas no aceptaron, asegurando no tener de donde conseguir esa cantidad de dinero.

Al final se acordó entregar de 25 a 30 mil pesos por cada policía,  antes de dar inicio a la audiencia de vinculación a proceso,  y esto tenía que ser notificado al Juez, y no lo hicieron.

No quisieron decirle al Juez antes pero cuando acabó la audiencia nos buscaron para decirnos que siempre sí querían al dinero, ya no aceptamos. Los abogados ya metieron apelación contra la prisión preventiva  y esperemos que de esa forma logren su libertad y así ya no les daremos dinero a ellos”.

VER: Víctimas de policías del GAREP piden más de 500 mil pesos para llegar a un acuerdo




Fuente de la Nota

In the news
Load More